Promocione esta página...

sábado, 30 de mayo de 2009

Una tragicomedia vergonzosa.


Una tragicomedia vergonzosa.

Desde todos los sectores de nuestra política se trata de escabullir el bulto de las responsabilidades del quiebre institucional producido el año 1973 y se intenta culpar a otros por los costos sociales que se debió pagar para evitar la guerra civil y masacre que pretendían crear los izquierdistas de Allende.


Nadie parece saber lo que sucedió, a todos parece afectarles un agudo ataque de amnesia, mayoritariamente tratan de hacer un análisis muy pragmático de los sucesos tratando de allegar agua a sus personales ambiciones personales, aunque sea a costa de hipotecar los valores que han dicho defender.


Lo primero que es necesario establecer es que el país quedo destruido social, moral, institucional y económicamente luego del experimento de la unidad popular que llenó al país de odiosidades y formando grupos armados para provocar el enfrentamiento entre los chilenos.


Sin duda la reconstrucción del país fue difícil, sobre todo porque estábamos bajo el ataque del terrorismo internacional y una feroz campaña en el exterior, que prolongó innecesariamente el proceso e implicó una guerra subterránea por todos conocida.


Hoy todos tratan de mirar para el lado, los unos no reconociendo haber destruido el país y provocado un golpe de Estado con sus constantes trasgresiones a la Ley y la Constitución, los otros haciéndose los lesos señalando que no sabían lo que pasaba.


Como resultado final tenemos que los que victimizaron al pueblo, con el hambre y la ruptura de la convivencia, tratan de presentarse como victimas en pos de sostenerse en el poder político y de seguir explotando económicamente a los chilenos cobrando “reparaciones” que consideramos improcedentes.


La cuenta de la fiesta la están pagando un grupo de uniformados, que debieron enfrentar al terrorismo con los elementos que tenían a su alcance, sometidos a procesos falsarios y condenados por Jueces prevaricadores, sometidos a las mazmorras creadas por la concertación.


El corolario “curioso” de esta tragicomedia es que los que vociferan en defensa de los Derechos Humanos niegan a estos presos políticos todos sus derechos, transformándose, voluntariamente en sus afanes de venganza, en los pisoteadores de esos derechos que dicen defender.

Los que defendieron la tranquilidad de la ciudadanía han sido transformados en “monstruos”, mientras quienes agredieron al pueblo con sus intentos revolucionarios y cobardes ataques terroristas son “deificados”, convirtiéndolos en víctimas de un "sistema genocida".


Ante esta verdadera caricatura de nuestra historia el genial caricaturista que inmortalizo a “Condorito”, nos referimos a Pepo, no tendría más que exigir una explicación de esta mañosa falsificación de los sucesos de nuestra historia reciente.

viernes, 29 de mayo de 2009

El zapato chino de Enríquez-Ominami.



El zapato chino de Enríquez-Ominami,
por Juan Carlos Altamirano.

Sin duda que el aterrizaje de Marco Enríquez-Ominami a la carrera presidencial ventila la política. Surge la posibilidad de una renovación generacional, de un estilo más franco, abierto y moderno. Algunos proyectan en él la esperanza de que rompa los paradigmas tradicionales de cómo enfrentar los problemas sociales y económicos del país. Otros cristalizan en su figura la necesidad de realizar un cambio impulsado por un político joven, valiente e independiente. Muchos jóvenes buscan a un líder que tenga mística, que le proporcione un sentido épico a la política, que tenga credibilidad por ser sincero y espontáneo. Así, la identificación con su campaña es transversal.

Cabe preguntarnos, sin embargo, ¿qué probabilidades existen de que estas ilusiones se hagan realidad? A mi juicio, escasas.

Por una parte, está el papel que han jugado los medios en la difusión de la imagen de Marco. Es obvio que el interés en su persona se debe a que es una figura joven, carismática, inteligente, que se levantó como alternativa a Frei. Y a su vez, mientras más se mediatiza su postulación, más sube en las encuestas, y por consiguiente, más crece ese interés en su figura. Todo muy bien hasta ahí. Sin embargo, este círculo virtuoso, donde ambas partes ganan, suele mantenerse hasta que el personaje o la estrella deja de ser funcional a los intereses de los medios. Cosa que tarde o temprano termina ocurriendo.

Esto podría pasarle a Enríquez-Ominami si no logra capitalizar sus “diez minutos de fama”. Y aquí está el problema de fondo: ¿qué ocurrirá con él después de las elecciones, eventualmente sin partido y sin un asiento en el Parlamento? Cuando un liderazgo se basa demasiado en el respaldo mediático, y no está sustentado por un apoyo partidista relevante, entonces la figura en cuestión y su discurso pasan a tener un valor puramente testimonial.

Otro peligro que deberá superar Marco Enríquez-Ominami es el “zapato chino” en el cual se encuentra: la independencia con que actúa constituye su gran atributo, pero también su talón de Aquiles. A mi juicio, impulsar una renovación como alternativa al “anquilosamiento” de la Concertación tiene escasas posibilidades de éxito —a lo menos en el corto y mediano plazo—, pues lo intenta hacer desde fuera, como figura independiente. Pero, por otro lado, si actuara respetando las reglas del juego que la Concertación impone, entonces, su imagen se desperfilaría, perdiendo su fortaleza y credibilidad. Me imagino que para salir de esta encrucijada deberá realizar un trabajo duro y largo —de cambio ideológico— a nivel de las bases de los partidos.

La historia política está llena de cadáveres de líderes que intentaron hacer cambios sustanciales desde fuera del partido que los crió. Pienso en David Owen, un destacado ministro laborista británico de los 70. Disconforme con el izquierdismo de su partido, lo abandonó para formar una coalición con los liberales, con el objeto de levantar una alternativa al bipartidismo dominante. Unos pocos años después, Owen no tenía mayor arrastre, a pesar de que fue considerado uno de los políticos con más futuro. Posteriormente otros jóvenes laboristas realizaron la renovación que ese partido necesitaba.

En Chile sobran estos ejemplos y, sin embargo, las deserciones están a la orden del día. Ello, aun cuando en la centroderecha parece imperar otro criterio. Quizás la historia más ejemplificadora al respecto es la de Joaquín Lavín, posiblemente el político que más ha aportado a la renovación de la derecha chilena. El contribuyó a desembarcarla del pasado pinochetista y comprometerla con la restauración de la democracia. Su búsqueda por superar los antagonismos y realizar una oposición constructiva, sin odiosidades, incluso lo llevó a declararse bacheletista. Por cierto, ésa fue la gota que rebasó el vaso en su lucha por el cambio: rápidamente tildado de populista, cayó en desgracia.

No obstante lo anterior, dudo mucho que Lavín hubiera podido impulsar estos cambios en la derecha y conseguir el apoyo electoral que logró actuando desde fuera de la Alianza. Aun más, a pesar de las descalificaciones, no se fue de la UDI para levantar su alternativa propia. Por cierto, las circunstancias que vive cada bloque son particulares, pero aun así creo que la comparación es pertinente.

La verdad es que, dado que Chile tiene conglomerados políticos sólidos, hay poco espacio para los líderes independientes, y menos aún para los caudillos. Contra esta inercia se enfrenta Enríquez-Ominami.

jueves, 28 de mayo de 2009

De mujeres, dinastías y conversos .


De mujeres, dinastías y conversos,
por Roberto Ampuero.

Veo demasiado terno y corbata en los comandos electorales. Veo a demasiados señores en los comités políticos y a pocas mujeres en ellos. Raro que la experiencia de una Presidenta que cuenta con una aprobación récord no haya incidido drásticamente en la presencia femenina en las candidaturas. Ante la irrupción de Enríquez-Ominami, algunos políticos cuarentones se sueltan el nudo de la corbata, se chasconean un poco y se dejan una barba de días para fingir juventud. Pero en materia de género, no hay disfraz que valga; siguen tronando los hombres, como si el futuro pudiesen parirlo sólo ellos.

Otro rasgo que retrata el tradicionalismo en nuestra política: las dinastías. En rigor, la marca registrada del candidato concertacionista tiene sus raíces en el gobierno de su padre, Frei Montalva, en su parecido físico y nombre, lo que a su vez fue decisivo para su elección en 1994. Enríquez-Ominami obedece a un esquema similar. Su relevancia pública la alcanzó inicialmente porque desciende de una trinidad sacra de la izquierda: el reformismo que devino demanda revolucionaria en su abuelo Rafael Agustín Gumucio; la vía armada hacia el socialismo, propugnada por su padre, Miguel Enríquez, y el socialismo renovado en clave de economía de mercado, postulado por su padre adoptivo, el senador Ominami. Ahora su reto no es sólo cosechar la insatisfacción con la vieja guardia concertacionista, en cuyo círculo vivió en los últimos 20 años, sino también proyectarse de forma independiente y creíble más allá de la sombra de sus antepasados.
El candidato Jorge Arrate, quien no cuenta con la misma prosapia política, pule entonces sus nexos con Salvador Allende. Y el senador Navarro, que sufre un déficit parecido, bruñe sus nexos con Chávez, en busca de estirpe bolivariana. Por eso me resulta llamativo que entre los presidenciables sólo Sebastián Piñera y Adolfo Zaldívar sean verdaderos self-made men, es decir, autores de sí mismos que se proyectan fundamentalmente a partir de su propia obra, logros y biografía.
También soplan vientos de cuño tribal en lo referente a quienes cambian su intención de voto. La brutal campaña desatada contra el senador Flores, tildado de traidor y tránsfuga por apoyar a Piñera, expresa una intolerancia propia de las brigadas de repudio castristas. Conductas matonescas de este tipo afloraron durante el funeral de Claudio Huepe, y los sufrió el senador Gómez a manos de un aliado en el cierre de las primarias. De estos actos de repudio a la estrategia de "arrebatarle la calle al enemigo" media un paso. No han sido condenados lo suficiente, pese a que reinstalan a Chile en la era de la descalificación de opositores, usual en los 70 y 80. Los ciudadanos tienen derecho a cambiar de opinión, y los denominados conversos merecen tanta consideración como el militante disciplinado.

En el fondo se olvida algo esencial: existe alternancia en el poder sólo porque las personas cambian de opinión entre una elección y otra. Muchos sueñan con herrar las siglas de su partido en el ADN del elector. Cambiar de identificación partidaria no es traición, sino a menudo resultado de una dolorosa decepción y una pedregosa búsqueda de alternativa. Cambian los datos, ¿por qué yo no? Gorbachov es el mayor converso del siglo pasado e hizo del mundo un mejor lugar. Colin Powell, ex ministro de Bush, apoyó a Obama en las presidenciales y hoy es más respetado que antes. Si en los últimos 40 años los estadounidenses no hubiesen renegado de muchas convicciones, no habría un afroamericano en la Casa Blanca. Si los europeos pensasen hoy de sus vecinos como hace medio siglo, no existiría Unión Europea.
Quiebro una lanza por los conversos que cada año ventilan y renuevan las democracias.

miércoles, 27 de mayo de 2009

¿Bajan a Frei?.


¿Bajan a Frei?


La candidatura de Eduardo Frei no “prende”, eso parece ser un hecho indiscutible, ya en la concertación se han comenzado a barajar nombres para reemplazar al postulante demócrata cristiano por algún personaje que les proporcione alguna posibilidad de triunfo en las elecciones Presidenciales de Diciembre.

Los nombres que más suenan son el del Ministro de Hacienda, Andrés Velasco Brañes, el hombre de la popularidad comprada con el dinero de todos los chilenos, y ha vuelto a nombrarse, para este menester, al ex Presidente Ricardo Lagos Escobar, el corruptor de la administración pública.

La situación es complicada para el oficialismo, pues además de estar representada por un mal candidato, que fue un mal Gobernante, se ve enfrentada a una tremenda disidencia interna que queda evidenciada por la enorme cantidad de candidaturas “por fuera” que se han levantado contra la proclamada.

Frei no ha logrado entusiasmar ni siquiera a las bases de su partido, molestas por los guiños que ha hecho a la izquierda en temas valóricos, sin tampoco atraer a las izquierdas que sienten que el político es poco franco en su intento por aggiornar su discurso.

El intento por quedar bien con Dios y con el diablo le ha significado al oficialismo tener un abanderado que no calienta a nadie, con un discurso sumamente vago, con mensajes poco claros y que permanentemente debe recurrir a las descalificaciones para obtener prensa.

Ni siquiera la desatada intervención electoral que está realizando el Gobierno, que sencillamente está tirando la casa por la ventana han logrado parar la fuga de adherentes que se están adscribiendo a otras postulaciones, dejando en evidencia la debilidad del candidato oficialista.

Enríquez Ominami, Arrate, Navarro y el Propio Zaldívar, todos salidos de la cantera gubernamental le están restando posibilidades al candidato de la Presidente, lo que sumado a los desaciertos de los Gobiernos concertados, provoca reacciones negativas al oficialismo.

Aparentemente Frei no tiene nada que hacer en la contienda que se aproxima pues es visto como un hombre carente de ideas propias, de escasas capacidades intelectuales y sin los liderazgos necesarios para manejar un conglomerado cada vez más ingobernable.

Los posibles reemplazantes, que tampoco son cartas de triunfo, al menos lograrán un mejor resultado que el insípido y latoso candidato de los grandes partidos de la coalición Gobernante que intentan aferrarse de cualesquier manera a las posiciones de poder que han alcanzado.

martes, 26 de mayo de 2009

La corrupta concertación se deshace.



La corrupta concertación se deshace.

Desesperadamente, sea desde el Gobierno con acciones parafernálicas y anuncios que son verdaderos fuegos artificiales, o desde los partidos de la concertación con todo tipo de promesas tratan de revitalizar la moribunda campaña Presidencial de Eduardo Frei, que a pesar de los esfuerzos sigue sin tomar fuerza porque, por ul lado es malo en candidato y por el otro hasta los seguidores de la alianza oficialista están cansados de la incapacidad y falta de honestidad que han demostrado sus representantes.

La irrupción de Enríquez Ominami, entre muchos otros candidatos descolgados, demuestra básicamente que la coalición oficial no solo está agota y falta de ideas, nos señala que el extremismo que estaba oculto al alero de sus Administraciones se ha cansado de seguir haciéndole el juego a gente que tiene un discurso público políticamente correcto y un actuar moralmente insostenible.

Pruebas de lo que decimos sobran, baste ver la pésima administración de CODELCO, las increíbles pérdidas de Transantiago, la desastrosa administración de EFE, el manejo deficiente de la ENAP, los robos y la rapiña que se destapan cada vez que alguien hace alguna investigación sobre los manejos económicos de los “representantes” de La Moneda en las empresas públicas o en los diferentes servicios, en los que quedan en evidencia los verdaderos latrocinios que han realizado con los dineros del pueblo.

Sin duda la concertación está destruida por dentro, sus dificultades no vienen de sus adversarios, vienen de elementos propios que tratan de desmarcarse de la ineptitud imperante, de la escasez de ideas que demuestra el oficialismo, de la rapiña que han institucionalizado y de las molestias que han provocado a una ciudadanía que da señales inequívocas de estar hastiada con quienes han ejercido de tan mala manera el poder durante estos últimos 20 años.

Los seguidores de Allende, que ciertamente tienen poco que ver con los democratacristianos que apoyaron su derrocamiento, los adoradores de Fidel Castro, que ven como sus partidos han traicionado lo que han dicho defender, y los defensores de Hugo Chávez y su socialismo del siglo 21 han comenzado a buscar alternativas que les liberen del tutelaje de estos políticos corruptos que se cambian de posiciones como quien reemplaza la camisa sucia.

La concertación está vacía, es solo un cascarón en el que se han parapetado un grupo de “señorones” y “señoronas” que hacen los posible por mantenerse apernados en las posiciones de poder que tantos dividendos económicos y políticos les ha brindado, y que han conseguido con el engaño al pueblo y la manipulación de sus necesidades urgentes en beneficio propio. La concertación se ha transformado en una oligarquía que se mantiene solo por el uso abusivo de los medios del Estado y la defensa de las riquezas que han obtenido.

viernes, 22 de mayo de 2009

Un mensaje penoso.

Cual estafadora es la unica que cree sus palabras

Un mensaje penoso
Esperábamos que la Presidente Michelle Bachelet enfrentara los problemas acuciantes que afectan a los chilenos, como la falta de trabajo, la mala salud, el drama de la agricultura, la destrucción de las pymes o las pensiones miserables.

La Gobernante te fue un una curiosa volada que mezcló presuntas realizaciones con posibilidades de hacer el los próximos años sumados a un ofertón de despampanantes medidas que no tiene tiempo de realizar y que tienen ese odioso olor al intervencionismo electoral al que nos ha acostumbrado la concertación.

Temas sensibles como las reformas electorales, las derechos humanos, los sufrimientos de los chilenos fueron tratados sucintamente tratando de mostrarnos un Gobierno ciudadano, pero que curiosamente debe discursear con un fuerte cerco policial para impedir que el pueblo se pueda expresar cerca de la mandatario.

Fueron muy bonitas palabras, en las que los grandes ausentes fueron los jubilados, a quienes se les seguirá descontando el 7% de sus miserables pensiones, la agricultura, que sigue sufriendo con un dólar sub valuado y esa Pléyada de cesantes y sub empleados que han creado los cuatro Gobiernos de la Concertación.

El discurso de la Mandatario fue una reiteración de buenas intenciones y promesas, que la realidad se ha encargado de demostrar su falta de realismo, un recuento de hechos que solo existen en la imaginación de la Presidente, como la baja de la delincuencia y la repetición de monsergas ya demasiado manoseadas.

La único importante de la “cuenta” Presidencial, que más parece un cuento, es el anuncio de los 40 mil pesos con que se favorecerá a unos cuatro millones de chilenos, la rebaja de los impuestos específicos que afectan a los combustibles y la comprobación que ya no deberemos escuchar más falsedades.

Hemos llamado permanentemente a la Gobernante a dejar ese mundo de fantasía en el que se ha encapsulado, y del que en La Moneda la abastecen de cifras truchas, lamentablemente la Primer Magistrado ha insistido en vivir en su burbuja en vez de escuchar la voz de un pueblo que sufre por su incapacidad.

En lo formal fue en “buen discurso”, aunque vacío, analizándolo un poco más profundamente deja en claro que la Mandatario es la Jefe de su coalición oficialista, que se engaña a si misma y que cree que le puede mentir de manera permanente a todo el país.

Nos dio pena nuestra Mandatario tratando de explicar lo inexplicable y más aún con silencios que delatan la claridad que ella misma tiene de las falencias de su administración que solo es bien evaluada a costa de girar con fines electorales de la chequera Fiscal.

Lástima nos dio escuchar sus glorificaciones a la defensa de los Derechos Humanos cuando somos testigos de la forma en que se pisotean a los 700 mil cesantes, a los millones de sub-empleados y como se niegan a nuestros presos políticos.

El discurso, para nosotros, fue otra demostración de pirotecnia verbal, de esas que le preparan en el segundo piso de La Moneda, pero carente de realismo, cercanía a la realidad y carente de toda veracidad.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Peligrosa complacencia.......No más impunidad.



Peligrosa complacencia.......No más impunidad.


Hemos perdido la capacidad de asombro, ya es tal la cantidad de irregularidades, eufemismo utilizado para referirse a los robos o a las malversaciones de fondos públicos, que ya la corruptela no nos llama la atención.


La delincuencia ha llegado a tales extremos que los asaltos, cartereos y los robos casi no son noticia, la violencia se ha tomado los espacios públicos y nadie parece preocuparse del hecho.


La comercialización de las drogas se hace bajo las barbas de la policía y a vista y paciencia de grandes cantidades de ciudadanos, sin que a nadie llame a escándalo ni tampoco sea parte de las informaciones.


El terrorismo, sea este el de grupúsculos Mapuches o de desadaptados anarquistas, nos golpea de manera permanente sin que se levanten voces de protesta exigiendo sanciones para los responsables.


Los políticos nos han mentido durante tanto tiempo que ya nadie discute que sus ofrecimientos y programas de acción son falsedades, pero nadie reclama contra este estado de cosas.


Se legisla con nombre y apellido, para favorecer a ciertos grupos de presión, sin que reaccionemos ante las feroz injusticia que implica que solo se beneficie a aquellos que tienen la fuerza o el poder de su lado.


La Judicatura abandona su deber de impartir Justicia para transformarse en brazo ejecutor de la vendetta izquierdista, aunque para ello deba torcer la nariz de la Ley o falsificar situaciones.


El pituto y el nepotismo se han transformado en algo tan permanente y corriente que hasta encontramos a los beneficiarios de estas lacras defendiendo sus privilegios sin que el pueblo proteste por esta monstruosidad.


La coima ha llegado a ser tan cotidiana, que incluso en las encuestas se refleja que amplios sectores obtienen contratos o beneficios solamente aceitando a los contratantes, sin que nadie se ofusque.


Creemos que todo lo anterior, que es solo un vistazo a las reales dimensiones de la corruptela, debiera ser un campanazo de alerta sobre la sociedad que estamos creando y los peligros existentes en su entronización.


Nosotros vemos que vamos en un proceso de colombianización, de gatemaltequización o de argentinización en donde lo extraño e ilegal se transforma en lo normal.


Esperamos no llegar a los extremos que se ha llegado en otros lados, pues de hacerlo, deberemos pagar una dolorosa cuenta por haber permitido que gentes sin valores se adueñen de nuestro país.


martes, 19 de mayo de 2009

A 207 días de las elecciones los chilenos merecemos respuestas.....



A 207 días de las elecciones los chilenos
merecemos saber las posturas de quienes
aspiran a ser nuestros representantes.

Los candidatos a la Presidencia y a todos los cargos de representación popular debieran tener posiciones claras frente a problemas agobiantes para la ciudadanía y frente a asuntos importantes que retrasan nuestro desarrollo.

Por considerar que es importante aclarar algunos de estos temas, planteamos algunas preguntas que consideramos de vital importancia para definir quiénes están anclados en el pasado y quienes tienen una mirada de futuro.

Educación, es evidente que a pesar de la fuerte inyección de recursos la educación ha involucionado, lo que es evidente al ver los resultados de las pruebas SIMCE. La educación, además, se ha desnacionalizado falseando los sucesos de nuestro pasado. ¿Cuáles son sus propuestas en este tema tan delicado?

La educación superior no está de acuerdo con los tiempos que vivimos, es una condena a mantener el sub-desarrollo al no tener los elementos necesarios para su fomento y carecer del financiamiento adecuado para realizar estas funciones indispensables. ¿Qué nos dice su programa en este tema crucial para el futuro?

La salud ha sido objeto de un gasto que se ha multiplicado por tres o cuatro, sin embargo la atención a la ciudadanía es cada vez peor como lo prueba el descontento de la ciudadanía ante este vital servicio. ¿Cómo piensa mejorar esta realidad que golpea de manera feroz a los más humildes y a los viejos?

La cultura es un eslogan que han manoseado de manera increíble, han destinado inmensas cantidades de dinero que van a parar a los bolsillos de los amigos de la concertación y nadie ha cumplido el anhelo de eliminar el impuesto al libro. ¿Cuál es su proposición ante este delicado problema?

La seguridad pública se ha transformado en una chacota en la que los delincuentes son los dueños de los espacios públicos y la gente honesta debe guarecerse tras barrotes y llenos de candados. ¿Qué propone usted para terminar con el atemorizamiento que tiene a la gente encerrada en sus casas con un verdadero toque de queda?

Las drogas, con su estela corruptora se han apoderado del país sin que exista un serio planteamiento ni la voluntad de combatir este flagelo que está “liquidando” a nuestras juventudes y destruyendo a la familia, base fundamental de nuestro Estado. ¿Cuáles son sus puntos de vista ante este asunto que degrada a nuestra sociedad?

La justicia se ha transformado en un mal chiste que inhabilita los esfuerzos de las policías para detener a los delincuentes, los que a las pocas horas, sea por resquicios legales o complicidades en tribunales, obtienen nuevamente su libertad amenazando la integridad de quienes hayan osado denunciarles. ¿Cuáles son sus soluciones en esta materia?

Los presos políticos, en especial los militares que debieron enfrentar la agresión terrorista gatillada por el ex-imperio Soviético son objeto de una persecución feroz, se les niega la aplicación de las Leyes Vigentes y no se les da acceso a los beneficios intra penitenciarios. ¿Tiene alguna solución a este tema, el cual imposibilita la reconciliación Nacional?

La Judicatura, aunque aparentemente es un poder independiente del Estado, ha actuado como mano vengadora de los Gobernantes, utilizando inclusive ficciones jurídicas y Leyes inexistentes en la Republica, transformándose ilegalmente en colegisladores, para sancionar a los adversarios del régimen. ¿Cómo abordará usted este asunto?

El terrorismos, sea de pequeños grupos de la etnia Mapuche o el realizada por bandas anarquistas amenaza la institucionalidad y la convivencia de la Nación ¿ Como abordará usted este problema?

Las pequeñas y medianas empresas han sido exterminadas con políticas que fomentan la concentración de los capitales, con el acceso dificultoso al crédito y con legislaciones tributarias y laborales que se han usado para perseguirlas. Considerando que son las que proporcionan el 80% de las fuentes de trabajo. ¿Cuáles son sus propuestas para este sector?

El desempleo es una lacra que ataca oficialmente a casi un 9% de la población, pero existe una cifra negra, por una metodología acomodaticia del INE, que la eleva a casi un 15% y un 50% de los trabajadores reciben el salario mínimo o menor. ¿Cuáles son sus planteamientos para solucionar este grave problema?

Los impuestos específicos que afectan a los combustibles retardan el progreso y dejan sin posibilidades de competir a la industria Nacional, el impuestos especial que afecta al pan, via adicional a la harina, hambrea al pueblo. ¿Cuál es su visión en esta materia?

La carga tributaria que afecta a las personas y a las empresas, con la excepción de las transnacionales que consideramos deben tener cargas adicionales, desincentivan el emprendimiento, dejan fuera de precio a nuestros productos y nos llena de materiales de mala calidad procedentes de los países orientales ¿Cómo analiza usted este espinudo tema?

La familia se encuentra destrozada por el violento ataque que está sufriendo desde el Estado y las Organizaciones internacionales que fomentan anti-valores intolerables como el aborto, la eutanasia, el divorcio, el sexo deportivo y el reconocimiento de minorías que tratan de imponer sus particulares forma de vida ¿Cómo enfrentará usted de ser elegido esta problemática?

El país se ha llenado de inmigrantes ilegales, de escasa educación y de muy poco aporte al desarrollo nacional, los que trabajando por migajas dejan a nuestros compatriotas sin trabajo ¿ Está usted dispuesto a poner coto a esta situación que enrarece en ambiente laboral?

La sindicalización es una necesidad para proteger a los trabajadores de los abusos patronales, pero las oligarquías que se han apoderado de los Sindicatos privilegian sus afanes de poder por sobre los intereses de sus representados ¿Está usted dispuesto a obligarnos a todos a ser miembros de estas asociaciones que han abandonado su rol de defensores de nuestros derechos?

Se ha instalado la discusión sobre si es necesario más estado, a pesar de los ruinosos resultados que obtienen las empresas en manos de este “ente”. o sobre las necesidades de que este sea más eficiente y que no abdique de sus obligaciones de fiscalización ¿Cuál es su postura frente a este planteamiento?

La corruptela se ha instalado en la Administración Pública, en especial en el segmento de nombramientos de confianza del Gobierno de turno. ¿Cuál será su respuesta a este fenómeno? ¿Está dispuesto a perseguir a quienes han practicado esta perversión en desmedro de los intereses del Fisco?

El sobre endeudamiento de los chilenos, las deudas habitacionales y el DICOM configuran una “burbuja” de inmensas proporciones a punto de estallar y que traerá consecuencias imprevisibles sobre un sistema económico que ha sobre utilizado la usura y ha perdido la mesura. ¿ Cómo enfrentará usted este asunto?

CODELCO exhibe una muy mala gestión, que ha aumentado en casi tres veces sus costos, el año pasado llegaron a los 1,78 dólares por libra de metal rojo, y una feroz baja en la productividad. ¿Qué hará usted en esta materia?

La vivienda, así como la educación, la Salud, el trabajo, el medio ambiente compatible con la vida humana, son garantías Constitucionales irrenunciables y que se han trasgredido sistemáticamente en estos años ¿Que solución plantea usted para devolvernos estos derechos que nos han sido abrogados por Administraciones al margen de la Ley?

Las promesas hemos visto como se las lleva el viento y se transforman en frustraciones a poco de resultar electas las Autoridades. ¿Está usted dispuesto a asumir su programa contractualmente con la ciudadanía para que este pueda ser exigido por el pueblo e inclusive revocar su mandato si no cumple con los ofrecimientos de su campaña?

Estas son algunas de las inquietudes que creemos los postulantes a la Primera Magistratura y los candidatos a ocupar un cargo en el Parlamento deben contestar para cumplir con la condición inequívoca para la existencia de la democracia, el voto informado, por eso conminamos a quienes quieren ocupar estos cargos a contestar estas inquietudes.

sábado, 16 de mayo de 2009

MEDITACIONES PARA EL FIN DE SEMANA.

( Este cartél nos demuestra algunas de las herencias
 de la concertación que hay que cambiar)


MEDITACIONES PARA EL FIN DE SEMANA.

Un 52,8% bajaron las exportaciones de cobre en el mes de Abril en comparación con el año pasado, totalizando 1.753,7 millones de dólares, la baja de los ingresos por venta del metal rojo en el primer cuatrimestre del año llegan a un 59%, lo que implica un menor ingreso en estos cuatro meses de más de 6 mil millones de la verde moneda del norte.


Ayer el Cobre se cotizó en los mercados internacionales en un precio de US$ 1,97 por libra, lo que de acuerdo a nuestras estimaciones y a las informaciones que tenemos del mal manejo de CODELCO escasamente alcanza para cubrir los costos de producción del gigante Estatal que se han mas que triplicado en estos años concertacionistas.


Antiguamente se consideraba el cobre como el sueldo de Chile, algunos lo llamaban la viga maestra, hoy parece ser una fuente de provisión de altos ingresos para algunos grupos privilegiados, un dispensador de riquezas para los cercanos a la Administración, pudiendo llegar a convertirse para el país en una carga muy difícil de poder solventar.


CODELCO debe ser reestructurada en serio, existe un desorden administrativo, una falta de claridad en los objetivos, determinaciones técnico profesionales absurdamente tomadas, planificaciones de dudoso contenido empresarial y un “amiguismo” que son peligrosos para la actividad y que ponen en entredicho las capacidades de quienes han sido nombrados por el Gobierno.


A nosotros no nos extrañaría que de haber una exhaustiva fiscalización, como hemos denunciado muchas veces, se destapara una olla que dejaría atónitos a los chilenos por la manera descarada con que han saqueado esta empresa en los últimos 20 años, transformándola en una parcela pagadora de favores políticos de la democracia cristiana.


No nos resulta raro, en toda la Administración pública se ve el mismo panorama desolador, la corruptela de la concertación ha confundido los dineros del pueblo con los haberes propios y los han dilapidado de una manera vergonzante, o se los han robado de una forma miserable.


Los ejemplos sobran, nombraremos solo algunos por ser los más emblemáticos, el Davilazo que costo a CODELCO centenares de millones de dólares, EFE que ha costado a los chilenos miles de millones de dólares, ENAP, que solo el año pasado perdió mil millones de dólares, el jarrón de “yernísimo” que costo a la CORFO cien millones de dólares.


De llapa dejamos los desvíos de fondos de los planes de creación de empleo a las candidaturas oficialistas, las coimas, los sobresueldos, el Transantiago, los viáticos brujos, Chiledeportes, los funcionarios brujos y tantas otras maneras de las que han desangrado las arcas Fiscales.


Por todos los motivos anteriores, creemos que la primera consideración con vistas a las elecciones de diciembre es la necesidad de cambiar a quienes lo han hecho tan mal, de desarticular la máquina corruptora que funciona a la perfección después de 20 años de gobiernos del mismo signo, de despedir a quienes solo han demostrado incapacidad y amoralidad.


Puede que Piñera no sea de nuestro total gusto, que se le hagan muchas críticas, pero pensamos que al país le debemos dar la oportunidad de probar con una nueva mano, de demostrarnos a nosotros mismos que no merecemos la mediocridad que se ha instalado en La Moneda, de tratar de forjar un futuro mejor para nuestros jóvenes y un presente digno para nuestros viejos.


Debemos enmendar los rumbos, vamos por un mal camino que nos conduce inevitablemente al despeñadero y a confrontaciones sociales de muy difícil pronóstico, llevemos a los mejores al poder, Chile requiere más porque Chile puede más......no nos dejemos engañar por la misma música con que nos han estafado estos 20 años.



Un nuevo ciclo político

Oscar Godoy Araya

Si nos atenemos a los resultados de las última encuestas, podemos hacer, con bastante certidumbre, un pronóstico electoral para el próximo sábado: Piñera llega primero en la primera vuelta y derrota a Frei, con diez u once puntos de ventaja, en la segunda. “No hay dónde perderse”, parecen decir los fríos números.


La conjetura sobre el largo plazo es más complicada. En este caso, el pronóstico se basa principalmente en un diagnóstico sobre el presente y el pasado inmediato. Son muchos los índices que nos revelan que la Concertación es el agente motor de un ciclo político que está llegando a su fin. Y, a la vez, que la salida, para inaugurar uno nuevo, es la alternancia. En una democracia plenamente normal, la alternancia es un simple procedimiento, que permite el relevo de programas y equipos de gobierno. Sin embargo, en esta precisa coyuntura, este procedimiento asumirá las características del último trámite de un proceso social y político irreversible y de gran envergadura. Y esto es lo que está ocurriendo en nuestro país. Por esta razón, en cierta medida, el curso de este proceso es previsible y difícilmente reversible por la voluntad exhausta de una elite política. Cada día sumamos uno o más síntomas que van dibujando la curva de la caída de la actual coalición gobernante. Ni siquiera tengo necesidad de enunciarlos, porque son un lugar común en la opinión pública. Allí están los emigrados y exiliados, dando testimonio de expulsiones y renuncias solidarias. Y para qué decir las secuelas del gobierno ineficiente, la corrupción y la inseguridad ciudadana. El reciente abandono de Enríquez-Ominami pone en vitrina la incapacidad oligárquica de la Concertación para regenerarse a través de nuevos líderes.


In extremis, la coalición y el candidato concertacionista esperan que la evaluación altamente positiva de la Presidenta Bachelet derrame sus gracias sobre ellos y los exima de su dramática situación. Se equivocan. En las encuestas, cuando se pide evaluar a un agente político, “independientemente de su posición política”, la respuesta no significa adhesión electoral. Es por eso que no hay contradicción entre una buena evaluación de la Presidenta y una mediocre, mala y pésima evaluación de sus políticas en sectores claves de su gobierno, excepto en economía y relaciones exteriores (ver “completa” la última encuesta Adimark).


Además, hay índices suficientes para afirmar que hemos alcanzado una de las metas centrales de la reconstrucción democrática del país: instalar en forma irreversible a la sociedad civil chilena en el curso mayor de la democracia. Nuevamente están vigentes y en desarrollo las instituciones y las prácticas de la democracia que nos legaron los padres fundadores de la República. Las diferencias que nos separaron al fin del período autoritario se han extinguido. Invalidando la retórica de la descalificación.


Las encuestas confiables, acumuladas desde los años noventa, nos entregan información relevante sobre la caída sin pausa de la Concertación. Y, a la vez, las de los seis últimos años, del ascenso de Piñera como un liderazgo capaz de inaugurar el nuevo ciclo político y crear las condiciones para que la oposición gobierne el país. Gobernar y ser gobernado por turno es una de las aspiraciones más antiguas de la democracia. Negar la alternancia esconde la pretensión, vana, intolerante e injusta, de perpetuarse en el poder, para compartirlo con una elite convertida en oligarquía.

viernes, 15 de mayo de 2009

¿Qué tienen en común Marco y Flores?


¿Qué tienen en común Marco y Flores?

por Sergio Melnick.

A pesar de que a Lagos le aburre la política chilena, nada hay más interesante que este nuevo eje político Enríquez-Ominami con Flores. Salvo la edad, y la masa corporal, estos dos personajes tienen mucho en común. Por de pronto, ambos están orgullosos de ser de izquierda, ambos celebran la memoria de Allende, les interesa la tecnología, dicen de verdad lo que piensan, son díscolos para los estándares nacionales, son parlamentarios activos, tienen amigos transversales, son o han sido empresarios (es decir, saben lo que es el IVA y las malas leyes laborales). Pero tienen otra gran cosa en común, lejos lo más importante: están más preocupados de cambiar el futuro que del pasado. Miran hacia adelante con optimismo y sin resentimiento.


Después de 8 caídos ya en batalla presidencial (Longueira, Lagos, Insulza, Gómez, Farkas, Bitar, Alvear y Trivelli), hoy aún tenemos 5 ½ candidatos en carrera, incluyendo a Jiles. Sería novedoso verla entrar desnuda a La Moneda como ha prometido. Arrate simplemente huele a naftalina, pegado en 40 años atrás. Navarro sueña con la penosa revolución bolivariana de Chávez, y probablemente se beneficia de los recursos del petróleo. Ambos siguen con el odioso discurso antiamericano del siglo pasado, con la lógica del malvado imperio explotador. Navarro, Teillier y Arrate, y un par más de retrógrados aún alaban a Castro y a una historia de dictadores que han matado cientos de millones de personas.


Después tenemos a Zaldívar, una oda a la indefinición. Parapetado bajo el resbaloso eslogan de “cambiar el modelo”, nunca ha explicado realmente qué propone. Ataca y ningunea sin piedad a Frei y a Piñera. Al final del día, deberá entenderse con alguno de ellos o desaparecer de la historia. En un punto sí tiene razón: la DC se ha ido corriendo a la izquierda, perdiendo toda su identidad “cristiana”, al punto de apoyar hoy una alianza con el PC, adversarios implacables de toda su historia. La misma izquierda que declaró la fe como el opio de los pueblos, y aun así no la logró nunca matar. No por nada Frei apoyó el golpe.


Pero Frei no prende, y no parece entender lo que le está sucediendo. Al tsunami Enríquez lo ignora como si no existiera. La Concertación está muy mal. La izquierda, más menos algunas excepciones, simplemente no tolera a Frei. El Partido Radical detesta a la DC, y está mal con Escalona. En la DC también tiene serios detractores y eso sí que lo sabe bien. Es efectivo que el Frei de hoy es más asertivo, experimentado y claro que en el tiempo de su gobierno, pero es muy difícil que pueda convencernos de ser una verdadera renovación para el país. Su primaria no fue muy convincente. Con todo, tiene un punto muy inteligente al plantearse como un puente entre generaciones. La renovación, efectivamente, no es sólo un tema de fecha de nacimiento, sino de actitudes.


Piñera, por su parte, repite sus guiones como en una obra de teatro. Yo prefiero un Sebastián que se levante un poco más tarde y que abrace de corazón a las personas, que muestre grandes obras de caridad, que sepa bien la diferencia entre oír y escuchar, que imite lo mejor de Farkas, y que con orgullo muestre su fenomenal capacidad de emprendimiento y gestión.


Por todo ello es que tanto los Enríquez-Ominami como los Flores son valiosos y necesarios de tanto en tanto. Son ejemplos de valor, de semillas de cambio, de mirada al futuro más que al pasado, de ampliar los abanicos, de buscar nuevas relaciones y confianzas entre los chilenos; en fin, de esperanza. Por lo demás, Longueira y Lavín fueron los pioneros e hicieron cosas parecidas en la otra dirección. Veinte años sin alternancia en el poder agotan a las personas y anquilosan a los países. La Concertación confunde adversarios con enemigos. Escuchamos con tanta frecuencia a sus personeros decir que hay que “impedir que la derecha llegue al gobierno”, como si fuera un pecado capital. Tampoco es un drama ni nada cercano si Frei gana otro período; de todas maneras, lo hará mejor que su primera vez.


Ambos personajes de esta historia golpean desde el corazón a la Concertación, como también lo hacen, aunque de otra manera, Arrate, Navarro, Zaldívar, Jiles, Schaulsohn, Hirsch, Mulet, Sepúlveda, humanistas cristianos, y tantos otros, que alguna vez fueron sus partidarios fervorosos. La Concertación sin duda hizo un gran aporte al país, que no se debe desconocer, pero lo mejor de ella ya está atrás, no en el futuro.

jueves, 14 de mayo de 2009

Frente a los distractivos oficialistas.

(Los nombres dan lo mismo, todos tienen ADN concertacionistas,
son estatistas y totalitarios).


Frente a los distractivos oficialistas.


Parece insólito las criticas más fuertes contra los Gobiernos de la concertación provienen precisamente de personas que han estado en esa coalición e incluso de algunos que siguen militando en los partidos oficialistas.


Las criticas son duras, ojalá las plantearan los que se declaran opositores, y apuntan directamente a sus posiciones estatistas, la radicalización de los procesos y a incluir temas valóricos contrarios a la idiosincrasia de los chilenos.


Son muchas cuerdas para ese trompo del que se bajaron Lagos e Insulza por considerar que el resultado de los dos últimos Gobiernos hacían prácticamente imposibles las posibilidades de triunfar.


Pero no nos equivoquemos, hay muchos nombres de candidatos, con planteamientos diversos, pero todos son responsables de la sorprendente incapacidad que se ha demostrado en sus Gobiernos y al menos cómplices de la corruptela desatada.


Posiciones más extremas, como las de Navarro, más liberales como la de Enríquez Ominami, o disfrazadas de centristas como las de Frei son parte de un intento colectivo de aferrarse al poder.


La comprobación de lo anterior la tendremos el Diciembre, si es que hay segunda vuelta, en la que veremos a todos estos próceres alineados en la lucha por mantenerse en las posiciones de poder que han logrado.


Nos atemorizarán con la ingobernabilidad que se produciría si ganaran otros, que consideramos una amenaza del oficialismo, pero les sugerimos tener en cuenta que nadie puede hacerlo tan mal como los que hoy están en La Moneda.


Chile requiere un cambio, que sin duda no será posible con quienes han gobernado estos 20 años, por lo que llamamos a todos nuestros compatriotas a trabajar para derrotar a esta pandilla de audaces, corruptos e ineptos.


Piñera no es santo de nuestra devoción, pero representa la única oportunidad de deshacernos de la pandilla totalitaria y desvergonzada que actúa como si fueran los dueños de Chile.


miércoles, 13 de mayo de 2009

Salud Miente.



Salud Miente.

Desde hace varios días estamos reclamando contra Autoridades que hacen anuncios rimbombantes en beneficio de la comunidad, pero que a poco andar la implacable realidad nos demuestra que son simples embustes que buscan mantener a la ciudadanía medianamente tranquila.

No puede dejar de tomarse nota de las dos extensiones del plazo de vacunación de la influenza estacional que ha anunciado el Ministro de Salud, Álvaro Erazo, en beneficio de los niños menores de dos años y de los adultos mayores de los 60 años de edad.

El Secretario de Estado ha manifestado que hay stocks suficientes de estos medios inmunizadores, incluso ha llegado a advertir que se ha realizado un arduo trabajo de re-destinación a las instituciones que se ha designado para la aplicación de estos nuevos plazos.

La realidad, que hemos comprobado llevando a varios ancianos a los centros de vacunación es totalmente distinta, no hay existencia de las citadas vacunas, desde antes que venciera el plazo original, el 30 de Abril, ni tampoco la CENABAST, Central Nacional de Abastecimiento, las provee a los consultorios.

Hemos concurrido permanentemente a los lugares de vacunación de la Comuna de Ñuñoa, al menos unas seis veces en los últimos 15 días, encontrando una gran amabilidad en el personal de los servicios de salud, pero ninguna posibilidad de acceder a las inmunizaciones.

La salud en Chile se ha transformado en una verdadera chacota, una vergüenza, los anuncios oficiales solo sirven para la propaganda del régimen, pero, a las personas, les siguen faltando estos elementos que son vitales para enfrentar de mejor forma un invierno que ya se nos ha venido encima.

Los chilenos no merecemos que se siga jugando con nuestra salud ni con nuestras expectativas, creemos que el Ministro del ramo, que ha demostrado tan pocas dotes como sus predecesores, debe terminar con los fuegos de artificio y ponerse a trabajar en serio por los chilenos o simplemente renunciar para que otro que se la pueda se haga cargo de la pega.

martes, 12 de mayo de 2009



¿Somos tontos los chilenos?

Los chilenos somos permanentemente basureados por políticos que parecen considerarnos absolutamente tontos y refractarios a las realidades que vive el país, incluso despreocupados de las manera en que sus actures afectan nuestras propias vidas.

Es cierto que hemos demostrado escasa inteligencia eligiendo a la concertación por cuatro periodos consecutivos, 20 largos años, en los que han jugados con nuestra ilusiones y han hipotecado nuestro futuro con su ineptitud.

Los concertados forman una coalición que ya está escasa en ideas, que ha perdido la alegría con que irrumpió y sus proyectos, sobre todo esos que han calificado como emblemáticos, han terminado en ruidosos fracasos.

Las promesas de mejorar las jubilaciones, la educación, la salud, la distribución de los ingresos, el transporte público, ferrocarriles, y la amenaza de construir un país unido, fueron simples voladores de luces con características de estafa.

La corrupción que han inoculado en esa Administración que antes nos hacía sentir orgullosos ha mancillado el honor de los servidores públicos y sus afanes por servirse de las necesidades populares son una muestra palpable de su falta de moralidad.
La destrucción de todos los valores nacionales, el intento por destruir la familia, el fomento a la animalidad sexual, los intentos abortistas y eutanásicos dan cuenta de un “progresismo” que desvaloriza al humano.

Han institucionalizado la injusticia, han dado patente de corzo a la delincuencia, han desprestigiado las instituciones fundamentales de la república, nos han sometido a temores intolerables.

No somos tan tontos señores de la concertación, por eso no les volveremos a renovar sus mandatos y mayoritariamente, aunque sea por distintos caminos, estamos trabajando para que llegue un cambio que les expulse de La Moneda.
Tenemos dos empresarios entre los candidatos con mayores posibilidades, uno que se dedica a las especulaciones en propiedades, aunque jura que se ha retirado de los negocios, otro que crea fuentes de trabajo.

Nosotros creemos que no hay donde perderse, el oficialista no ha mostrado más talento que el necesario para engañar y disfrazarse de lo que no es, el otro es un hombre exitoso en la vida.

lunes, 11 de mayo de 2009

Piñera Presidente......

 

Piñera Presidente......

Muchas pueden ser las disquisiciones de que pudieron haber otros postulantes por el lado de la oposición, incluso hay muchos a los que el candidato elegido no les satisface o incluso algunos que recuerdan algunas desafortunadas declaraciones del postulante referentes a nuestro pasado reciente.


Todas las posturas las consideramos respetables y en algunos casos de una contundencia lógica relevante, pero, creemos que el primer deber de quienes estamos hastiados con la concertación, con la sorprendente incapacidad y falta de honestidad que han demostrado, es cambiar a quienes ejercen el poder.


Matices y diferencias pueden ser múltiples, algunas justificables y completamente entendibles, pero debemos discriminar en lo que es realmente importante para el país, deshacerse de la pandilla que hace 20 años se apoderó de La Moneda y que con engañifas y trampas pretende apernarse en el Gobierno.


Tenemos muchas diferencias de apreciaciones con el candidato, algunas de ellas graves en relación a sucesos recientes y a su falta de compromiso con la aplicación de las Leyes que rigen a la República, que jueces “vendidos” por posibles ascensos están dejando sin cumplir.


Sin duda alguna Piñera es el mal menor, la sola posibilidad de que sea derrotado por un totalitario Eduardo Frei, que nunca ha demostrado las dotes necesarias para ejercer el cargo, ni tampoco para crear nada, nos causa un estremecimiento al pensar en los resultados de una nueva Administración del sujeto.


Al menos debemos darle a Piñera el beneficio de la duda y la oportunidad de demostrar que está capacitado para hacerlo mejor que quienes están hoy en La Moneda, lo que no resultará muy difícil, en la ocasión que tiene Chile para detener la rodada al precipicio en que nos tiene la concertación.


La alternancia en el poder no es solo un eslogan, es una necesidad parta desmontar a la banda de incapaces que han trepado en el Ejecutivo y desarticular la máquina corruptora que tienen funcionando a todo vapor, con la que simplemente han saqueado el país.


Al Piñera solo le pedimos que haga un buen Gobierno, con estricto apego a la Constitución y la Legalidad vigente, que solucione los problemas que agobian a la mayoría de nuestros conciudadanos, y que se preocupe de terminar las inmorales persecuciones de las que son objeto nuestros hombres de armas.


El Bicentenario es la ocasión propicia para terminar con las odiosidades del pasado y para, de una vez por todas, propiciar la reconciliación que el pueblo de Chile requiere para enfrentar los inmensos desafíos que nos impone el futuro y poner todos los esfuerzos en el desarrollo nacional con Justicia Social.


viernes, 8 de mayo de 2009

Hechos y no palabras.....



Hechos y no palabras.....

Una de las declaraciones más clarificadoras de ñps últimos días las emitió el candidato Presidencial Marco Enríquez-Ominami, que aseguró que había que poner fin a una forma de hacer política que ganaba las elecciones con promesas y solo Gobierna con explicaciones.

Sin duda el diputado se refería a la concertación, que estos 20 años ha ganado los comicios electorales con atractivas ofertas y han realizado pésimas gestiones que les han mantenido dando explicaciones de manera constante.

Nosotros queremos reiterar nuestra proposición de dar a las ofertas electorales y a los programas un estatus de documentos exigibles, con fuertes sanciones a aquellos que defrauden la fe pública.

Sin duda alguna la aprobación de una Ley en este sentido, que es más importante que los cambios cosméticos al sistema electoral, harían que la ciudadanía mirara con mejores ojos a los actores de la política.

Lo más importante, a nuestro modo de ver, es que con esta medida, que transparentaría la política, se fomentaría la participación de los jóvenes y de aquellos que se marginan de esta actividad asqueados por su falta de honestidad.

Consideramos imprescindible la toma de medidas urgentes que le cambien la cara a esta noble actividad para asegurarnos los relevos necesarios y dejar de ver eternamente las mismas caras corruptas.

La política ha sido definida como el arte de Gobernar, las oligarquías políticas parecen haber reinventado esta definición reemplazándola por el arte de engañar bien y que les crean.

Terminar con el tráfico de influencias y con la explotación abusiva de las necesidades populares parece un imperativo insoslayable su queremos producir en el país cambios que realmente nos lleven al desarrollo y la Justicia Social.

Consideramos que el país, por respeto a sus ciudadanos, tiene que terminar con un sistema dañino que fomenta la palabrería en subsidio de las faltas de capacidad para realizar hechos concretos.

Los tribunos son necesarios, porque aclaran y aterrizan los temas para el consumo ciudadano, pero, debemos dejar de lado a los charlatanes que solo se aprovechan del sufrimiento de nuestros compatriotas.

jueves, 7 de mayo de 2009

El voto, un arma formidable.


El voto, un arma formidable.



Desde siempre las juventudes han tenido un rol importante en la vida política, son quienes le ponen a la actividad dosis extraordinarias de idealismo, entusiasmo y entrega al servicio público, los jóvenes han sido y serán el verdadero motor de los cambios.


Un ejemplo palpable de la importancia de los jóvenes en nuestra historia lo demuestran nuestro heroes patrios, que a pesar de su corta edad sacrificaron sus vidas por la Patria y por la conquista de las libertades con que contamos.


La cultura, las artes, la innovación, los emprendimientos, las luchas valóricas, la defensa de los más débiles de la sociedad, el involucramiento en causas justas y nobles dan cuenta del compromiso de los jóvenes con el país.


El distanciamiento juvenil con una política que se ha auto desprestigiado, que se muestra como mentirosa y corrupta sin duda se ha ganado el repudio de la gente noble, pero, el cambio que es necesario realizar requiere de nuestros esfuerzos.


No estando inscritos, absteniéndonos en las elecciones o votando en blanco no demuestra ser contrario a lo que sucede, es un gesto inútil, pues las abstenciones, los votos que no marcan preferencia o los anulados, simplemente son restados de los votos emitidos.


Actuar de esta manera, como protesta, es simplemente ayudar a que la mayor de las minorías, que lamentablemente es la que tiene el poder, se aperne de manera definitiva en cargos de representación que no tienen validación social.


El voto, aunque parezca algo baladí, es un arma formidable con la que los ciudadanos podemos forzar a los políticos y a las Autoridades a actuar dentro de los cánones de probidad y decencia exigible a clases altamente privilegiadas.


No te margines, súmate a la mayoría que quiere rectificaciones sistémicas dentro de las leyes, usa tu sufragio como un castigo contra aquellos que han convertido el engaño en su forma usual de actuar y como sanción a los que han incumplido sus promesas.


No votes por consignas más o menos atractivas, vota por programas que sean cumplibles, pero teniendo en cuenta la necesidad de cambiar a los representantes de manera permanente, así no se achanchan ni tampoco pueden poner en marcha las máquinas corruptoras.


No te dejes intimidar por las amenazas catastróficas que se lanzan en prevención de que puedan triunfar sus oponentes, recuerda que las escobas nuevas siempre barren mejor que las que ya han cumplido un ciclo de uso.


Caras nuevas, ideas renovadas, corazones limpios y gente comprometida con el futuro de nuestra gente son sin duda los que deben llegar al poder, los carcamales que se aferran a él ya nos han demostrado su incapacidad.


Involúcrate, participar en las elecciones y manifestar tus opciones es un derecho que nos permite a todos los chilenos reclamar el cumplimiento de las promesas, exigir los resultados ofrecidos y manifestar nuestro descontento al sentirnos engañados.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Voto Nacionalista.



Sin pasado no hay futuro.

Hay quienes pretenden vivir solamente el presente, claro aferrándose a las ventajas que les otorga el presente, pero claro está conservando los beneficios que les dejaron los tiempos pretéritos, y olvidar completamente su propio pasado, con actitudes que podemos calificar de excesivamente cómodas, ciegas y de cierta manera cobardes.


Es el caso de la alianza, que mayoritariamente promovió el Golpe de 1973, apoyó la gestión Gubernamental de los uniformados, obtuvo representación política como heredera de la exitosa gestión del Gobierno de las Fuerzas Armadas y de Orden, y ahora, de manera ventajista, quieren olvidarse de su génesis.


Se les olvida a estos próceres, algunos de ellos que se enriquecieron al alero del Gobierno de Pinochet, que los Uniformados no querían intervenir en la contienda civil que propiciaban desde las fuerzas de la Unidad Popular, que el país fué dislocado completamente y que las odiosidades sembradas nos conducían inevitablemente a una guerra civil.


La amnesia parece ser total al momento de rememorar que con el esfuerzo de todos los chilenos se debió reconstruir el país, reorganizar la matriz productiva, poner en marcha el país con una mentalidad exportadora y como si fuese poco, re-institucionar la República quebrada legal y moralmente.



Creemos impropio y digno de gente desvergonzada olvidarse de quienes nos salvaron de caer en manos de una oprobiosa dictadura marxista, gatillada desde la URSS y manejada por el chacal cubano, Fidel Castro, evitaron la sangrienta guerra civil que quería el allendismo y puso en marcha la Nación, dejándolos podrirse en las mazmorras concertacionistas.


Olvidar lo que realmente sucedió en Chile es apoyar la visión unilateral y falseada que pretende presentarnos la concertación, con una falsificación que busca réditos políticos y económicos, arriesgándonos, de manera lastimosa a repetir situaciones altamente dolorosas para los chilenos.


Hoy nos vienen con cantos de sirena y el chantaje emocional de pretender acusarnos de “divisionistas” o de responsables de que el oficialismo vuelva a triunfar, olvidando tal vez que ellos han sido completamente funcionales a la concertación, con la que se han repartido las cuotas de poder, e incluso la han salvado de los latrocinios por ellos cometidos.


Si en diciembre la alianza por el cambio, nuevo nombre adquirido por la incorporación de ex-allendistas a la coalición opositora, no triunfa no será porque los nacionalistas hayamos decidido llevar algunos candidatos al Parlamento, será por la ceguera de aquellos que han creído que tenían nuestros votos cautivos y que podían disponer de nosotros a su antojo.